terapia ocupacional
 
Nuestros Profesionales
Psicologos
Psiquiatras
Psicopedagogos
Fonoaudiologos
Terapeutas ocupacionales
Terapeutas complementarios
Coaching
Área Infanto Juvenil.
Psicología Infanto Juvenil
Psiquiatria Infanto Juvenil
Psicopedagogía Básica y Media
Fonoaudiología
Terapia Ocupacional
Psicoterapia Grupal
Área Adultos y Familia.
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Psiquiatría Adulto
Psicologia Adulto
Consultoria Individual.
Coaching Transformacional.
Terapias Complementarias.
Flores de Bach
Biomagnetismo
 
 
 

 

Terapia Ocupacional .

¿Qué ofrece la Terapia Ocupacional?
La Terapia Ocupacional infantojuvenil, apoya a niños y niñas en el desarrollo de habilidades motoras, sensoriales, sociales, cognitivas que le permitan ser exitoso en las ocupaciones significativas e importantes para el niño y en las actividades cotidianas, tales como el juego, la relación con los pares, las actividades de autocuidado (vestirse, alimentarse, arreglo personal, etc.)  y las actividades escolares.

¿Quiénes podrían necesitar una Intervención de Terapia Ocupacional?

  • Niños/as con problemas de integración sensorial (defensividad tactil, buscador de sensaciones, problemas de regulación de la conducta y modulación sensorial).

    Niños/as que presentan retraso en el desarrollo psicomotor, bebés que necesiten estimulación del desarrollo.

    Niños/as que presenten problemas escolares a causa de dificultades de motricidad gruesa y fina, torpeza motora, descoordinación y/o  problemas con escritura.

    Niños o niñas con dificultades de comunicación e interacción social, dificultades en el juego con otros niños  y/o  problemas de conducta.

    Bebes, niños, niñas, que presenten alguna discapacidad motora, intelectual, sensorial, etc.


SIGNOS QUE PODRÍAN ALERTAR A PROFESORES DE UN PROBLEMA DE INTEGRACIÓN SENSORIAL

  • El niño/a se mueve constantemente en la silla, permanece sentado por cortos periodos de tiempo, dificultades de atención.

  • Dificultades de motricidad fina, lentitud en caligrafía, escritura deficiente, dificultades en copia desde la pizarra, desregulación de la fuerza que aplica al lápiz durante la escritura.

  • Problemas para organizar su conducta y los materiales escolares, dificultades para idear- planear-ejecutar las tareas de manera autónoma.

  • Torpe motoramente, descoordinado, se cae frecuentemente.

  • En clases de Educación física o deportes, evita alturas, se mueve cauteloso, evita cambios de posición de la cabeza y saltos.

  • Busca exageradamente el movimiento y las alturas, gira sobre si mismo, no se marea.

  • Busca constantemente chocar, empujar, rodar. Parece brusco, se “desploma” en el escritorio, busca estar en el suelo.

  • En clases de arte, evita el contacto con materiales que puedan ensuciarlo, se irrita en estas actividades.

  • Evita el contacto físico con otros niños, reacciona irritable, molesto o agresivamente al contacto.

  • Le molesta excesivamente el ruido de la sala, se irrita en presentaciones musicales u otras actividades, se tapa los oídos.