Nuestros Profesionales
Psicologos
Psiquiatras
Psicopedagogos
Fonoaudiologos
Terapeutas ocupacionales
Terapeutas complementarios
Coaching
Área Infanto Juvenil.
Psicología Infanto Juvenil
Psiquiatria Infanto Juvenil
Psicopedagogía Básica y Media
Fonoaudiología
Terapia Ocupacional
Psicoterapia Grupal
Área Adultos y Familia.
Terapia de Pareja
Terapia Familiar
Psiquiatría Adulto
Psicologia Adulto
Consultoria Individual.
Coaching Transformacional.
Terapias Complementarias.
Flores de Bach
Biomagnetismo
 
 
 

 

Artículo de Interés : Psicología Infantil, Cómo manejar la frustración en nuestros niños

La frustración es una reacción normal y esperada que ocurre en todos los seres humanos frente a la imposibilidad de realizar sus deseos. En el caso de los niños, debido a la inmadurez de su sistema emocional  -aún en construcción- es común que presenten algunas dificultades para poner en palabras lo que les ocurre,  por lo que muchas veces frente a un “No” pueden sentirse invadidos por una intensa rabia que al no poder canalizar de manera adecuada es expresada través del cuerpo, dando lugar a las famosas “pataletas”. Esta rabia es dirigida a quien finalmente impide la realización de tal o cual deseo, que en este caso, son los padres, tornándose una situación muy difícil de manejar por parte de los adultos que lo rodean.  

 Como padres, nuestro deber es acompañarlos en el complejo camino de la inteligencia emocional. Pasar tiempo con ellos, ayudarlos a expresar su ira y a ponerle palabras a lo que sienten, se vuelve algo fundamental en su desarrollo, lo que no implica necesariamente que el niño consiga lo que quiere, sino más bien consiste en ayudarlos a tolerar la emoción intensa que están experimentando. El primer paso será intentar calmarlos y ayudarles a identificar lo que están sintiendo: “estás enojado porque no te compré ese juguete, y lo entiendo, pero en este momento no lo vamos a comprar, otro día tal vez si”. Posteriormente y cuando el niño esté tranquilo, se podrá conversar de lo ocurrido, mostrándole que no es correcto que golpee a los demás o se haga daño cuando esté enojado. Lo que interesa es que el niño aprenda a gestionar esa emoción intensa que le está invadiendo y con la cual no ha podido lidiar, para lo cual se torna fundamental que seamos capaces de ofrecerles algunas formas de expresar su rabia  sin que sientan que son malos por ello.

Otorgar tiempo de calidad es fundamental en pro de construir un espacio de apego seguro en el cual los niños se sientan contenidos, finalmente, los padres son los arquitectos del cerebro de sus  hijos, y si tienes dudas con tu tarea, existimos especialistas dispuestos a brindarte apoyo y orientación para que puedas ayudar a tus hijos y desarrollar las habilidades que te permitirán tener la familia que quieres.

Nuestro Centro Vidaccion es creado por profesionales de la salud mental y la educación cuyo interés es promover la salud y el bienestar de la familia, para lo cual contamos con especialistas en el área de   la Psicología Clínica, Psiquiatría, Fonoaudiología, Psicopedagogía, Terapia Ocupacional, Flores de Bach y Medicinas Complementarias. A lo largo del tiempo, hemos construido un espacio de apoyo familiar y escolar que nos ha permitido acompañar a cientos de niños y sus familias con excelentes resultados.

Autor : Karem Chomali, Directora Centro Vida Acción.